fbpx
Saltar al contenido

CICEP especialista en Terapia y formaciones en Psicomotricidad

Marca CICEP

CL

Bcn

Psicomotricidad en Educación

Incorporación de la psicomotricidad en Chile como herramienta laboral

Incorporación de la psicomotricidad en Chile como herramienta laboral

La psicomotricidad es una disciplina que se centra en el desarrollo integral de las personas. En Chile, se está incorporando cada vez más como herramienta laboral en diferentes ámbitos, como la educación, la salud y lo social.

Está presente como acción en todo el ciclo vital y es necesario señalar que un alto porcentaje de quienes se han formado e incluido proyectos en sus trabajos, han sido por cuenta propia.

En Chile son 27 lugares relacionados con la educación, salud y social, donde se han incluido proyectos de psicomotricidad a lo largo de todo el ciclo vital:

  • Escuela pública 12,22%
  • Colegio particular subvencionado 11,74%
  • Centro de atención infanto-juvenil privado o por cuenta propia y/o emprendimiento 10,51%
  • Fundación 9,78%
  • Jardín infantil privado 9,05%
  • Colegio privado 8,56%
  • Universidad privada 6,11%
  • Jardín infantil público 5,62%
  • Centro de salud privado 4,65%
  • Centro de salud público 4,40%
  • Jardín infantil particular subvencionado 3,67%
  • Chilecrececontigo 2,69%
  • ONG 2,69%
  • Institución social 2,20%
  • Universidad tradicional 1,71%
  • Escuela especial 1,22%
  • Escuela de lenguaje 0,49%
  • Universidad Silva Henríquez 0,49%
  • Centro de larga estadía para adultos mayores 0,24%
  • Consulta privada 0,24%
  • Corfo 0,24%
  • Escuela libre 0,24%
  • Espacios educativos y de juego 0,24%
  • Estadio Las Condes 0,24%
  • Grupos particulares 0,24%
  • Municipalidad 0,24%
  • Pacientes particulares 0,24%

Podemos establecer que

El espacio laboral existe y es diverso tanto en el ámbito de la educación, la salud y social o comunitario. La alta empleabilidad de psicomotricistas demuestra que su ausencia es una falta del sistema, principalmente del estado, porque no ha trabajado en la inclusión de psicomotricistas para apoyar el desarrollo integral de las personas.

Hasta ahora, el proceso de incorporación al ámbito laboral es a partir de la especialización y luego con la presentación de proyectos.

Se entiende que la incorporación de la psicomotricidad es a partir de las competencias de profesionales con especialización en una formación específica con capacidades de crear el dispositivo técnico de la manera correcta, al contrario, no es por construcción de salas de psicomotricidad y entrega de materiales, ya que la técnica de intervención depende de competencias y no de materiales.

Las universidades tienen un rol fundamental pero deficiente con la psicomotricidad y se les cuestiona su falta de apego a la disciplina.

Aparte de másteres o diplomados, la ética permitiría ser más rigurosos en conceptos y encuadres de los contenidos que se entregan en la psicomotricidad y derechos infantiles.

Una de las conclusiones principales es que no solo psicomotricistas deben tener conductas garantes de derecho, sino que toda profesión que trabaje con las infancias.

Una herramienta laboral

En la actualidad la Psicomotricidad es una herramienta laboral y su mejor adquisición es a través de diplomados. El grado académico de un máster aportaría en investigaciones y artículos científicos, pero la técnica del dispositivo debe adquirirse en una formación más específica.

Hasta el momento en Chile no se han generado doctoras y doctores en psicomotricidad como se ha concretado en España (FAPee 2021).

Esta información es rescatada de una de las primeras tesis doctorales de psicomotricidad realizada por la Dra. Marcela Hernández Lechuga y en el mes de mayo del 2022, se doctoró la primera psicomotricista, la Dra. Josefina Larraín.

Por lo tanto, ya se han activado algunas acciones académicas, pero aún la falta de investigaciones, publicaciones y proyectos siguen siendo una de las deudas que se debemos proyectar para el futuro como plan.

En conclusión

Otra de las conclusiones es que las competencias son fundamentales en el currículo de formación de psicomotricistas y deben incorporarse a través de 3 ejes que permiten gestionar la instalación y sostenibilidad del dispositivo psicomotor.

Estas competencias deben ser evaluadas y tutorizadas por psicomotricistas y en un proceso de formación que permita la reflexión constante del rol de quienes se han especializado. Este es un asunto primordial en la incorporación del psicomotricistas al mundo laboral y de la disciplina de la psicomotricidad como herramienta laboral.

Referencias bibliográficas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *